LOGO 2.tif

La FACDM con el Legado María de Villota, volcada con Ucrania




El pasado martes, 8 de marzo, el Legado María de Villota vivía uno de los momentos más emotivos de su historia, gracias al torrente de solidaridad que partía hacia Ucrania en un autobús de ayuda humanitaria.


Esta iniciativa, gestada y ejecutada en un tiempo récord, ha contado con la inestimable colaboración de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou y con el esfuerzo de numerosos voluntarios que, en menos de 48 horas, lograron cubrir (incluso superar) el presupuesto necesario para emprender este viaje, que arrancaba con un doble objetivo: a la ida, llevar a la frontera de Polonia con Ucrania un cargamento de medicamentos y de artículos de primera necesidad; y, a la vuelta, traer a España a 55 personas (madres y niños) de Ucrania, que serán acogidas por familias y por los Hogares María de Villota.


Tres días después, nuestra expedición ya afronta el camino de vuelta para llegar a Madrid a lo largo del fin de semana, una vez depositado todo el material en la frontera ucraniana y tras haber recogido a las 55 personas previstas. En el trayecto está siendo clave la figura de los voluntarios que han viajado en este autobús solidario y que, junto a los dos conductores y al traductor, están acompañando a los refugiados en este momento de extrema dureza para ellos.

Antonio, Marcos, Bernardo, Oleksiy, Fernando y Mariano: ¡Gracias por vuestra generosidad, por vuestro cariño y por hacer posible una iniciativa de tal magnitud!


Desde el equipo del Legado María de Villota y de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, queremos mostrar nuestro más sincero reconocimiento y agradecimiento a todas las personas que están colaborando en esta aventura, así como a todos aquellos que, a través de las redes sociales y de diferentes vías están mostrando su apoyo, siguiendo de cerca el desarrollo del viaje.


64 visualizaciones0 comentarios